Mis Tareas Bilingües WP

Homeworks in Languages

Alumnos promotores

Resultado de imagen para el rol social de la lectura
El arte como promotor del aprendizaje 

El arte como promotor del aprendizaje

¿Los niños están desganados o mal estimulados? Hay muchos artículos que hablan de la actitud casi de fastidio que tienen los alumnos frente a las consignas escolares, pero desde la vereda de enfrente también se ven otros factores, como el poco lugar que se les da a los chicos para la creación del propio conocimiento, el que se ve relegado por una modalidad que se centra en la imposición de la enseñanza de un instructor.

“La educación debe reflejar la diversidad de necesidades, expectativas, intereses y contextos culturales. Esto constituye un gran desafío, dadas las características de la globalización que tiende a fomentar la uniformidad. El desafío principal consiste en darle el mejor uso posible a las tecnologías de la información y la comunicación (TIC), de forma tal que permita mejorar la calidad de la enseñanza y el aprendizaje, compartir conocimientos e información, crear un sistema flexible que responda a las necesidades de la sociedad, bajar los costos de la educación y mejorar la eficiencia interna y externa del sistema educativo”, argumenta John Daniel, director general adjunto de Educación de la Unesco en el manual para docentes sobre Las tecnologías de la información y la comunicación en la enseñanza.

Sumado a esto, desde el organismo internacional sostienen que no es importante la enseñanza sino el aprendizaje que cada uno realice de lo que se le presenta. Para ello, es indispensable buscar métodos que atiendan a despertar el interés y la creatividad de las personas. Y es en este contexto donde el arte se presenta como uno de los espacios de creación y expresión más posibilitadores tanto para niños, jóvenes e incluso adultos.

“El arte en general presupone un espacio de catarsis y a la vez de integración social. El aprendizaje de diferentes herramientas artísticas en la escuela secundaria, llámese música, pintura y teatro, entre otras, abre un abanico de posibilidades para que los alumnos elijan un idioma alternativo de comunicación entre la institución y sus pares, idioma que muchas veces no se da en cualquier otro espacio del colegio”, resalta Ricardo Scalise, profesor de música de la Escuela Martín Buber (www.buber.esc.edu.ar).

Por su parte, Adela Basch es autora infantil y directora de la editorial Abran Cancha (www.abrancancha.com), además dicta talleres de lectura en escuelas de todo el país, por lo que tiene muy cercana la influencia del arte en el aprendizaje escolar. “El arte otorga la posibilidad de participar del mundo y de interactuar con los otros de una manera más abierta.

En sí mismo, el arte alberga las ideas de integración y convivencia, abre espacios de desarrollo de la identidad en todos sus aspectos. El chico que no contó con un acercamiento a la esfera artística carece de determinadas herramientas fundamentales para experimentar su propia cultura, su folclore, las costumbres y creencias de su comunidad de origen y asimismo de las otras con las que interactúe. El vínculo con el arte ayuda a que el posicionamiento sociocultural de un individuo esté mediado por una gran variedad de formas alternativas de pensamiento y reflexión.”

¿Cómo se ve la influencia del arte en el proceso educativo? ¿Hay una manera de medirlo? Posiblemente esto sea difícil de determinar, pero los estímulos creativos le exigen al alumno poner en movimiento muchos sistemas, desde las creencias hasta las emociones, pasando obviamente por todos los tipos de inteligencias. En definitiva, nada es premoldeado ni digerido. Más allá del resultado, lo que el chico aprende son los pasos del proceso.

“Los niños que han estado influenciados por el arte comienzan a tener otra sensibilidad con su entorno. Desarrollan la capacidad para generar y para idear, de forma constante. El arte implica permanecer en estado de alerta de todo lo que ocurre a nuestro alrededor, genera interés”, argumenta Victoria Ramírez, responsable de marketing de Catapulta Editores (www.catapulta.net). Y es justamente desde este sello editorial donde se los insta a los pequeños a afrontar retos lúdicos, pues los libros despiertan en ellos la curiosidad y les presentan actividades o proyectos. “Al final, se sienten orgullosos al ver terminadas sus obras. Descubren que son caces de hacer cosas y eso los llena de satisfacción”, resume Ramírez.

Jorge de La Vega, primera flauta del Teatro Colón y experto en talleres de luthería infantil (www.jorgedelavegaprod.com), pone en concreto el aporte que las actividades creativas dejan en la vida, y sobre todo la música. “Aprender a escucharnos unos a otros en un mismo ritmo y objetivos. Utilizando la metáfora musical, se involucra a los participantes en la construcción de instrumentos musicales, en el aprendizaje sobre su funcionamiento, y en la interpretación conjunta de una pieza de música.

Esto permita aprender a compartir con otros personas la música desde un papel activo, integrador y solidario, donde el respeto por las capacidades y los tiempos de cada uno se vuelve fundamental”, cuenta este músico que no solo logra que los chicos dialoguen, sino que les permite crear melodías en conjunto, valorando los diferentes tonos de cada instrumento.

Mundos de fantasías

Hay pocos placeres más sencillos y completos como irse a dormir escuchando el relato de una historia fantástica o no, lo importante es que esta costumbre nos acompaña desde la cuna y luego los adultos deben incentivar a los niños para sigan esta tarea ya solos, pasando las hojas. Es que los libros no son sólo fuentes de información, nos permiten poner en movimiento muchas áreas del cerebro, generar nuevas interconexiones neuronales.

“La lectura no sólo es uno de los instrumentos más poderosos de que disponemos para acceder y apropiarnos de la información; también es un instrumento para el ocio y la diversión, una herramienta lúdica que nos permite explorar mundos diferentes a los nuestros, reales o imaginados; que nos acerca a otras personas y a sus ideas, que nos convierte en exploradores de un universo que construimos en nuestra imaginación. La lectura de textos literarios debería ser considerada el principal discurso en la escuela por el importante efecto que ejerce sobre los lectores. La ficción opera sobre las construcciones subjetivas y sobre los marcos que a su vez operan sobre el mundo”, sostiene Silvia Portorrico, especialista del Área Capacitación de la Fundación Leer

Y fue justamente la lectura la que motivó a Fito Reyna a crear su emprendimiento, se trata de Larp (www.larpeditores.com), la única editorial nacional de producción de manga japonesa, y desde esas páginas introducen el arte desde la ilustración. Lector incansable, Reyna supo encontrar en los mundos imaginarios las respuestas a sus inquietudes, y es por eso que es capaz de reconocer en la influencia artística “la capacidad de crear algo de nada, de ver un vacío y poder llenarlo con la mente”.

Press here – Presione aquí… 

agosto 31, 2016 - Posted by | Uncategorized

Aún no hay comentarios.

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s

A %d blogueros les gusta esto: