Mis Tareas Bilingües WP

Homeworks in Languages

Lectura y comprensión

Como fomentar el hábito de la lectura y la comprensión lectora

http://vinculando.org/educacion/como_fomentar_habito_de_lectura_y_comprension_lectora.html
Saber leer no es sólo poder decodificar un conjunto de grafías y pronunciarlas de manera correcta, sino que fundamentalmente, se trata de comprender aquello que se lee, es decir, ser capaz de reconstruir el significado global de un texto; esto implica identificar la idea principal que quiere comunicarnos el autor, el propósito que lo lleva a desarrollar dicho texto, la estructura que emplea, etc; en resumen, podemos decir que implica una acción intelectual de alto grado de complejidad en la que él que lee elabora un significado del texto que contempla, el mismo que le dio el autor.

Como fomentar el hábito de la lectura y la comprensión lectora en los niñosLa lectura es una actividad múltiple. Cuando leemos, y comprendemos lo que leemos, nuestro sistema cognitivo identifica las letras, realiza una transformación de letras en sonidos, construye una representación fonológica de las palabras, accede a los múltiples significados de ésta, selecciona un significado apropiado al contexto, asigna un valor sintáctico a cada palabra, construye el significado de la frase para elaborar el sentido global del texto y realiza inferencias basadas en el conocimiento del mundo. La mayoría de estos procesos ocurren sin que el lector sea consciente de ellos; éstos son muy veloces, pues la comprensión del texto tiene lugar casi al mismo tiempo que el lector desplaza su vista sobre las palabras.

Esta multiplicidad de procesos que se dan de manera simultánea no se desarrollan de forma espontánea y unívoca, sino que se va adquiriendo y construyendo, la mayoría de las veces, sin instrucción intencional. La educación formal en pocas ocasiones se encarga de enseñar la comprensión en la lectura, más bien la hace funcionar como demanda que se le plantea al estudiante, el deber “comprender” y el deber “entender”.

Este descuido en la formación de hábitos de lectura hace que frecuentemente nos encontremos con estudiantes que no comprenden lo que leen. Ante esta problemática resulta vital promover en el estudiante habilidades de lectura, a través de lo que Burón (1996) denomina metacognición:

“el conocimiento de las distintas operaciones mentales que promueven la comprensión, y saber cómo, cuándo y para qué debemos usarlas”

En la metacognición se distinguen claramente dos claves para regular la comprensión lectora: el conocimiento de la finalidad de la lectura (para qué se lee) y la autorregulación de la actividad mental para lograr ese objetivo (cómo se debe leer), la cual requiere controlar la actividad mental de una forma determinada y hacia una meta concreta. Ambos aspectos están íntimamente relacionados: el modo como se lee y se regula la actividad mental mientras se lee, está determinado por la finalidad que se busca al leer. No leemos un texto de la misma forma para pasar el tiempo que para explicar el contenido en una clase; ni se hace el mismo ejercicio mental si se lee para identificar y diferenciar las ideas principales de las secundarias, para buscar el mejor título de un texto, para deducir conclusiones o para hacer un juicio crítico del contenido del mismo.

El tipo específico de operaciones mentales que emplea un buen lector depende en gran medida de la estructura del texto, ya que estos pueden ser narrativos, expositivos o científicos; cuando un lector se considera hábil es porque se siente capaz de identificar los señaladores que le indican ante qué tipo de texto está, y en ese momento actualizar los esquemas establecidos; por ejemplo, ante un cuento o novela el lector espera personajes, una introducción al tema, un clímax y un desenlace, y de esta forma actualiza sus esquemas mentales que van a identificarlos o a buscarlos.

Es importante mencionar que en las actividades cotidianas de enseñanza-aprendizaje existen algunos problemas que repercuten en dicho proceso, siendo los más comunes, la mala ortografía, el manejo de escaso vocabulario, la incorrecta reflexión de textos o la interpretación errónea de la información que se comunica y el poco conocimiento general, por lo que es necesario detenerse minuciosamente en los contenidos en donde hay que leer textos, pues, de lo contrario no habría una comprensión adecuada o un aprendizaje significativo. (Reorientar espacios, tiempos y estrategias adecuadas).

http://vinculando.org/educacion/como_fomentar_habito_de_lectura_y_comprension_lectora.html

Anuncios

febrero 27, 2017 - Posted by | Uncategorized

Aún no hay comentarios.

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s

A %d blogueros les gusta esto: